Micky Riquelme - Creative Video Pitch

"Si eres emprendedor esta historia te va a sonar..."

TIENES UNA IDEA

Tienes una idea de negocio y necesitas conseguir financiación para hacerla realidad.

BUSCAS INVERSIÓN

Te has lanzado a buscar inversores pero estás cansado de que te cierren la puerta en las narices.

QUIERES CONVENCER

Quieres vender tu proyecto pero no sabes cómo presentarlo para pescar al pez gordo que toma la decisión final.

La mayoría cree que una buena idea se vende fácil por el simple hecho de ser buena. ¿Qué duda puede haber? A mi me lo parece, a mis socios se lo parece, a mis amigos y familiares les parece la idea del millón de dólares. Sin embargo la realidad es que lo que determina que una idea o proyecto sea vendible no depende de la calidad de la idea, sino de la calidad de la comunicación de esa idea. De la historia que hemos creado alrededor de ella, de los argumentos, ventajas y beneficios expresados y comunicados con el rigor y el arte necesario para conseguir nuestro objetivo: persuadir, enamorar, convencer y vencer.

Puede que tu gran idea brille con fuerza en tu cabeza. Que con sólo pensarla puedas verla, incluso tocarla. Es normal, es tu idea y tú su creador. Sin embargo ¿qué ocurre cuando compartes esa idea con los demás? Pues lo de siempre. Ni fu, ni fa.

Contar una idea no es fácil. Mucho menos venderla.

Cuando emprendes, aceptas ayuda, o estás acabado.

Los emprendedores somos seres capaces de casi todo, pero con limitaciones al fin y al cabo. Se ha vendido la idea de que para ser emprendedor hay que estar hecho de una pasta especial, tener más habilidades que un ninja y saber mucho de todo. Eso sería lo ideal. Pero la realidad es que cada uno llega hasta donde llega, y cuando emprendes, o delegas y aceptas ayuda, o estás acabado.

Como emprendedores nos centramos en “resolver papeletas”, formarnos más y mejor, aprender idiomas, desarrollar habilidades técnicas y engordar nuestra agenda de contactos, pero cuando toca el momento de lanzarse a la piscina llegan los “madresmias” ¿Cómo vendo mi idea? ¡Tacháaan!

Cuando decidí lanzarme de lleno a ayudar a emprendedores y empresarios a comunicar más y mejor sus ideas de negocio pasé varios meses investigando cómo estaba el panorama. Rastree todo Google en busca de cuáles eran los problemas y necesidades reales de los emprendedores que empezaban, me reuní con muchos de ellos, y cómo no, también con inversores y ejecutivos para conocer de primera mano su visión de todo esto.

Fue gracioso, porque todos coincidían en una cosa: La primera fase en la que los emprendedores noveles tiran la toalla es en la de financiación y comunicación.

9 de cada 10 emprendedores fracasan.

¿No tienes ni idea de vender tu idea?

Por lo general cuando emprendes, ideas, ganas e ilusión no faltan. Los primeros problemas llegan cuando toca contarle al mundo aquello en lo que llevas tanto tiempo trabajando con pasión: tú idea.

Este es el primer punto crítico en el que la mayoría de emprendimientos se desinflan y donde los emprendedores se desilusionan. Surge el desengaño.

El porqué ocurre esto es sencillo de explicar. Durante la primera fase, la de ideación, los emprendedores nos dedicamos a soñar despiertos. Imaginamos, fantaseamos, reflexionamos, meditamos, planeamos, esbozamos, pero sobre todo pensamos, pensamos mucho. Y claro, pasamos tanto tiempo ensimismados que acabamos auto convenciendonos de que nuestra idea de negocio va a partir la pana aquí y en Pekín. Algunos hasta nos vemos proyectados dando charlas en TED como futuros visionarios. Todo muy bonito.

Pero en el mundo real, cuando la fase uno (ideación) acaba, suena el despertador y despiertas de tu idílico sueño para darte un coscorrón con la cruda realidad. “Ahora tengo que salir ahí afuera a mover mi idea, y sinceramente, no tengo ni idea de cómo vender mi idea”. Que paradójico.

Y si la primera fase es estresante, esta puede convertirse en un infierno.

No hay segunda oportunidad para una primera impresión.

Tener un buen pitch es primordial para convencer a inversores y colaboradores, demostrar que tu idea es viable, y que no hay nadie mejor que tu equipo y tú para llevarla a cabo, pero… ¿cómo lo hago? Convirtiendo tu gran idea en una gran historia.

Seguro que se te ha dado el caso. Cierras una reunión con unos ejecutivos para presentar y venderles tu idea o proyecto. Tus argumentos son inexpugnables y los datos infalibles. Sin embargo, dos semanas más tarde, tu brillante propuesta ha sido aparcada.

¿Qué ha pasado? Tratas de encontrar respuesta. Será que no les cuadra el presupuesto, habrán decidido aplazarlo, igual era una propuesta demasiado arriesgada… o simplemente acabas creyendo que tu idea no estaba a la altura.

Cada día se presentan miles de propuestas, ideas y proyectos en despachos de todo el mundo. Algunos proyectos millonarios, otros sin ánimo de lucro, sin embargo todos tienen en común una cosa: quieren ganar, pero no juegan sólos. Tienen competencia. Y aunque la competencia sea necesaria para no dormirnos en los laureles, nos provoca inseguridad. ¿Mi propuesta dará la talla? ¿Les gustará la idea? ¿La entenderán? ¿Cómo la presentarán los otros?

Impacta, emociona. Se auténtico.

Los inversores quieren oir tu historia.

“En la primera reunión nunca pido números. Eso lo dejo para el segundo o tercer encuentro”.
Antonio Peña
CEO de Overboost

Y además quieren que se la cuentes “bonito”.

“Los pitch que soporto son lamentables. Por increíble que parezca, las larguísimas presentaciones powerpoint repletas de información irrelevante, siguen siendo la norma habitual”.
Mike Arias
CEO de CartoDB

Para lograr el éxito en cualquier pitch son fundamentales tres ingredientes: impacto, emoción y autenticidad, y todos ellos se mezclan con un sólo objetivo: dotar a tu presentación de un sabor especial, único y distinto al resto. Un sabor diferente y memorable. Un sabor que no tenga competencia.

Como en toda historia (una presentación también lo es) el público se queda con el principio y el final. “Si empieza bien y acaba bien lo del medio no importa”. Por eso nos encantan las pelis que arrancan con una buena premisa y cierran con un final épico. Son ese tipo de pelis que recomendamos a todos nuestros amigos nada más verlas.

Estoy harto de hablar con emprendedores y empresarios que darían lo que fuera por viajar atrás en el tiempo para presentar su proyecto de una forma diferente y atractiva en esa oportunidad que ya pasó. No quiero volver a ver papeleras repletas de buenos proyectos que no han sabido destacar ni tocar la fibra.

Es un hecho. Los emprendedores no tienen ni pajolera idea de vender ni comunicar sus ideas. Por eso los más espabilados, los que saben que no hay una segunda oportunidad para una idea mal contada, no se la juega. Delegan en profesionales, capaces de traducir lo que tienes en la cabeza a un idioma atractivo y comercial.

Una presentación memorable es una presentación eficaz.

Emprender es bonito. No lo conviertas en un infierno.

Conozco muchos casos de emprendedores con ideas de negocio potentes que han acabado tirando la toalla por esto que te cuento. Hartos de perder tiempo, dinero y oportunidades por no saber comunicar sus ideas con eficacia, terminaron por perder lo último que les quedaba: la ilusión.

Y cuando esto ocurre… bye bye alma emprendedora. Hay una gran probabilidad de que no vuelvas a intentarlo.

Voy a traducir lo que tienes en la cabeza a un idioma atractivo y comercial con la solución de comunicación para emprendedores que he diseñado para ti.

Micky Riquelme - Trabaja Conmigo
Business Storytelling Packs

business storytelling Packs

La solución integral de comunicación para emprendedores definitiva. Lánzate a buscar oportunidades con la seguridad de tener un discurso atractivo que aporte interés y credibilidad a tu idea. La caja de herramientas con todos los materiales de comunicación que necesitas para convencer y vencer.

¿Por qué trabajar conmigo?

Porque soy publicista.

Porque he pasado por algunas de las mejores agencias del país.

Porque he trabajado para marcas como Movistar, Michelin, Coca-Cola, Volkswagen o Mahou.

Porque he ganado diferentes competiciones, premios y concursos relacionados con la comunicación.

Porque soy músico y se lo que es subirse a un escenario a comunicarse con el público.

Porque he tenido la mejor formación en comunicación y negocio digital, branded content, mobile business o digital business entertainment.

Porque trabajé en una agencia de innovación, design thinking e investigación cualitativa.

Porque he escrito, dirigido e interpretado programas de tv, cortos y sketches.

Porque soy emprendedor.

¡No te vayas sin mi regalo!

Únete y llévate GRATIS mi eBook con todas las preguntas tipo que te hará un inversor en cualquier ronda de financiación, y no te quedes con el culo al aire 🙂

El responsable: es Miguel Riquelme Vázquez. La Finalidad: es para enviarte publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing MailChimp a través de su empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a hola@vendetuidea.com o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información en la Política de Privacidad.

66+6 preguntas de inversores a emprendedores y viceversa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies